AnahíCáceres

Pulsión y secuencias.mayo-junio 2004 /febrero 2005
Galería 180º Arte Contemporáneo. Buenos Aires >

prólogo por " Margarita Schultz "ANAHI CACERES : 7 SECUENCIAS VIVAS Y UN TANGO" >>

ver Anahí Cáceres

muestra >

Jornadas "Cuerpos Argentinos"
mayo 2007- IUNA – Cátedra Crítica de arte >


Pulsión, 2004 - 70 x 60 cm.
Técnica: Impresiones de una secuencia de video.

 

 

libros de artista Libro firmado . Plegado 10 X 12 cm Técnica: Impresión Imagen digital

 

Secuencia, 2004, 15 x 109 cm. Técnica: Impresiones de una secuencia con frames del video
 

ANAHI CACERES : 7 SECUENCIAS VIVAS Y UN TANGO
Margarita Schultz
mschultz@uchile.cl
Santiago de Chile


No deja de asombrar este trabajo de Anahí Cáceres. una serie de 8 secuencias, mínimas en tiempo de duración. Mínimas, pero realizadas desde la conciencia de la artista respecto de lo que representa ese tiempo especifico, me refiero al tiempo secuencial del video. Por alguna razón no fácilmente explicable, el modo video tiene la capacidad de expresar mucho con poco.
Es lo que podemos percibir como observadores. Sobre todo, porque el procedimiento de collage electrónico, que caracteriza a este conjunto, deja espacios semióticos para la interpretación, entre imagen e imagen presente.
¿Pero desde dónde apunta el asombro? Desde el horizonte de un trabajo creativo que, en lugar de hacerse cargo de la violencia y la destrucción que nos envuelven en estos días apelando a la reproducción misma, se vuelca en otra dirección. Pero es un vuelco tan definido que deja la impresión clara de ser deliberado.
¿Es un dar vuelta la espalda? No. Podemos imaginar que sin llegar al pliegue amargo de la ironía, Anahí Cáceres deja un tiempo intermedio para que el espectador encuentre en sí mismo ese contraste. Una prueba de ello podría ser la elección de los fragmentos y géneros musicales. no son los de un romanticismo ingenuo ilusionista, son en cambio una reminiscencia de tiempos idos sentidos como irrecuperables. ¿Tiempos en que el horror estaba más concentrado? ¿Tiempos en que podía darse la fantasía de la indiferencia?
Cáceres usa la fantasía en cada caso.estamos ante trabajos de ficción, no ante documentales.
En cada video-secuencia la fantasía se hace presente, en parte por su empleo del medio video-secuencia, un rey-del-collage (así como hubo en cine un montaje rey). En parte, además, por el tratamiento de los motivos. Es el caso de VOYEUR: donde unas muñequitas de ojos asombrados, se llevan un cuerpo femenino (¿la autora?) al mundo de los sueños, reforzado por la cita imaginable de Lewis Carrol. En el video comparecen Alicia y el conejo. Un BOLERO cuyo texto de la canción dice lo de siempre, lo de ayer y de hoy: que el amor de pareja es una difícil, desgarradora aventura. Lo popular del bolero elegido, se contrarresta con el escorzo singular del encuadre con que Cáceres ha trabajado la captura de sus imágenes: una perspectiva de rodillas y piernas y manos en el suelo, en una tonalidad que es emblema visual del recuerdo. En B-T, una presencia femenina se perfila en el vano de una puerta ¿espera? ¿desespera? y resume asi en la duda el sentido de la
femineidad. Me detengo, todavía, en TANGO. Anahí Cáceres propone allí un juego de distancias entre ficción y realidad que parecen resumir el total de sus videos. TANGO: los dedos, ficción de pareja bailando sobre un escritorio, en una realidad cotidiana. pero las piernas del baile, el diálogo de las manos, van creando después la magia que conduce a un distanciarse de la realidad.
En la brevedad suele hacerse elocuente el discurso, en el vacío, resplandecen las formas.

ir a Cáceres catálogo


arteUna - Todos los derechos reservados. Registro a la propiedad intelectual N.706.777